Cómo encontrar una buena pareja


Los psicólogos analizan el desarrollo de la confianza para encontrar pareja. Este tema se puede analizar desde diferentes perspectivas, pero todos coinciden en una cosa importante y es que, es crucial conseguir una buena gestión de las emociones.

El mundo cambia cada vez más rápido y es sorprendente cómo han ido transformándose los hábitos para la búsqueda de un compañero de vida.


Ya hay en internet infinidad de post sobre este tema, con múltiples consejos, por eso yo querría ofrecer mi visión particular. Puesto que las relaciones en internet cada vez cobran más relevancia, necesitamos hacer algunas reflexiones al respecto. Y es que en los últimos tiempos ha sido impactante el fenómeno de internet y sus implicaciones a la hora de relacionarnos colectivamente.

La búsqueda de pareja en redes de contactos, por internet, se ha llegado a normalizar, cada vez son más las personas que optan por esta modalidad.

El mundo virtual ha ido teniendo su propia evolución, al igual que nuestra forma de relacionarnos en él. Vamos a repasar un poco la historia y las etapas por las que hemos pasado.

Hemos partido de la web 1.0, que se creó en 1991 y se alargó hasta 2003, la novedad eran las páginas de información estáticas, pero sin participación del visitante. Más tarde, en 2004 nace la web 2.0, momento en el que comienza a existir conectividad entre usuarios, potenciando la inteligencia colectiva como, por ejemplo, este blog, en el que yo muestro una información para aportar un valor, y además tú puedes participar comentando conmigo lo que te ha parecido o tu impresión sobre estos temas, pudiéndose crear incluso una tertulia entre varias personas que interaccionan entre sí. Aunque ahora mismo, para este tipo de interacciones, cobra más relevancia las redes sociales, sobre todo, facebook y twitter.

En estos momentos hay tal cantidad de información en internet que empieza a hablarse de la web 3.0, el objetivo es tratar de organizar toda esa información de una manera más inteligente, a nuestro servicio, se habla de buscadores semánticos e imagino que tendrá mucho más impacto en nuestra inteligencia colectiva.

Pues bien, dirás ¿y qué tiene que ver todo esto con encontrar una buena pareja?

Pues muy fácil, quiero revisar nuestra evolución a la hora de aprender a utilizar el mundo virtual, porque de ello pueden depender muchas cosas, desde la búsqueda de trabajo hasta la búsqueda de pareja.

La manera que tengamos de presentarnos en internet va a ser clave para muchas cosas en nuestra vida. Necesitamos aprender a relacionarnos mejor también en el mundo virtual y aún estamos en pañales.

Hay un fenómeno en todo esto y es que la pantalla de nuestro ordenador, según nuestra disposición y actitud, puede cumplir diversas funciones para nosotros. Podemos utilizar la pantalla para escondernos detrás de perfiles falsos o nombres irreales, con tal de no mostrarnos tal y como somos, o porque no nos atrevemos, a veces por falsas creencias y prejuicios.

También podemos soltar nuestra ira contra otros, ya que no lo tenemos delante y no vemos el peligro. En fin que a algunos les podría parecer una buena forma de desahogarse, pero cuidado porque lo que está ocurriendo es que no estamos siendo conscientes de lo que implica mostrarse en las redes sociales, cualquier técnico de Recursos Humanos, al ver un comentario nuestro fuera de tono, ya nos habría descartado para un posible puesto al que nos hemos presentado.

La pantalla del ordenador, al no ver de frente a la otra persona con la que estamos interactuando, hace que nuestra capacidad de empatía sea menor, de esta manera podemos herir a otros fácilmente. Además el lenguaje escrito, a veces, puede prestarse a malos entendidos.

A esto podemos unir la tendencia natural del ser humano a pensar en las malas intenciones de otra persona ante una acción determinada. Tenemos bastante tendencia a pensar que algo ha sido intencionado, más veces de las que ocurre en la realidad y, sin embargo, cuando esa misma tendencia se nos aplica a nosotros y otros piensan mal de uno mismo, sabiendo que no hemos actuado con mala intención, resulta que nos sorprendemos.

Centrándonos ahora en las redes de contactos para la búsqueda de pareja, es frecuente apuntarse a estas redes una vez que la relación que teníamos ha terminado. En ocasiones este paso se da sin dejar algo de tiempo para elaborar el duelo o para asegurarnos de lo que realmente queremos.

Si aún tenemos nuestra herida sin cerrar esto podría hacer que, con más probabilidad, veamos malas intenciones donde no las hay, que desconfiemos demasiado, o que la ira que incluye todo duelo se proyecte en otros contaminando nuestra búsqueda y perdiendo quizá la oportunidad de conocer a alguien que pasa delante de nosotros.

El trabajo que necesitas podría aparecer en cualquier lugar offline u online. La persona idónea, como compañera de vida, también podría aparecer en cualquier lugar, ya sea conectando o sin conectar a la red  pero, ¿tienes verdadera disposición para ser tú mismo, tú misma? la respuesta sería tu verdadera prueba de fuego para saber las posibilidades que tienes de encontrar una buena pareja en tu vida. Pero insisto, buena, es decir, la posibilidad de crear una relación sana y sólida, basada en una elección madurada, viendo formas de ser complementarias, que se basan en el respeto y en la comprensión y complicidad, con una proyección de futuro en el que las mejores intenciones se unen para cuidarse mutuamente.

Para responder a la pregunta anterior, me gustaría que te lo tomaras con calma, pero sin postergar la reflexión, porque quiero que mi próximo post te pille reflexionado ;) Hablaré de cómo desarrollar la confianza en la pareja, trabajando con "la pareja interior", una técnica muy potente que te sorprenderá sin duda.