Por qué me siento mal


Senda ese día estaba muy confusa, parecía tener lo que creía que hacía falta para ser feliz, pero no lo era.

Nunca pensaba en la felicidad como en una vida perfecta, sabía que problemas siempre existirían, pero había tenido etapas en su vida en las que, a pesar de los problemas, se encontraba bien y lo añoraba.

Lo que me dijeron de pequeño


Me disponía a escribir, cuando un sonido en mi móvil me sacó de mi letargo, estaba absorbida por la lectura del libro: Trance formate de John Grinder y Richard Blander. Efectivamente estaba en trance hipnótico, como todos en el momento que nos concentramos en algo y conseguimos que lo demás desaparezca.