Érase una vez la mente


No habían pasado muy buena noche pero justo acababa de despertar y Señor Controlador ya estaba listo y mirando fijamente por los prismáticos, observando todo aquello que había más allá de las pupilas.
 
A ratos también miraba por el microscopio lo que había más allá de las células, y justo ahí paró la lente y dio al zoom, continuaba en el mismo sitio el dolor de rodilla, fue al ordenador, comprobó en el historial los diferentes tipos de dolor sufridos en las rodillas, ninguno se parecía a éste, así es que activó el protocolo de acción.
 
Miró a su alrededor para avisar a..., pero ¿qué pasa aquí?, se dijo, Enfado se estaba peleando con Culpa, y los demás estaban como borrachos después de una noche de fiesta, ¿dónde está Miedo?, preguntó a todos pero sin contestación.

Cogió su nave, salió de la torre de control, fue a buscarlo a su oficina de abajo. Allí estaba, donde otras veces, en "la boca del estómago".

Controlador llamó a la puerta y le invitaron a entrar.

Allí estaban sargento Miedo, que por la mañana había huído de las peleas de arriba, y Doña Pereza, que había bajado de madrugada viendo que la noche iba a ser larga e incómoda arriba.
  
- Buenos días sargento, tenemos un dolor de rodilla algo alarmante después de la caída que sufrimos ayer, hay que ir al médico. El sargento Miedo comenzó a alarmarse cuando Doña Pereza le dijo:

- Pero no te preocupes, ¿para qué vas a ir al médico?, es un dolor de nada, durmamos otro poco más.

El sargento al escucharle parecía calmarse pero de pronto su nerviosismo era más fuerte. Controlador volvió a repetir: 

- Yo lo único que sé es que ayer tuvimos una caía, el dolor es alarmante y hay que ir al médico. Otra vez el sargento se puso nervioso pero volvió a escuchar las razones de Doña Pereza que sólo quería dormir.

El sargento Miedo daba vueltas alrededor de la mesa redonda confundido sin decidirse, empezó a ponerse rojo, a hiperventilar, sudoración, subieron sus pulsaciones y se convirtió en ataque de ansiedad, entonces se activó el protocolo de urgencia y todos fueron al médico.