Sello personal


Hoy quiero compartir contigo una reflexión que últimamente tengo presente y es que, lo que hacemos y los papeles que desempeñamos en la vida, sólo podemos hacerlo desde nuestra forma de ser y nuestro estilo, por eso es tan importante conocer nuestras mejores capacidades para fomentarlas y ofrecerlas al mundo.

Por ejemplo, en el ámbito profesional se ejerce de una forma u otra dependiendo en gran medida de este factor, y las protagonistas son tus propias fortalezas, por eso bien merece la pena conocerlas.

Voy a poner un ejemplo con la música porque creo que es muy representativo para lo que quiero explicar. Una persona puede ser una brillante estudiante de piano e incluso especializarse en jazz, tener una ejecución perfecta y una soltura impresionante a la hora de improvisar, sin embargo, no transmitir, no traspasar sus emociones, estilo y forma de ser a través del instrumento, de manera que lo que transmite no tiene alma.

El alma, el corazón que una persona pone en lo que está haciendo es lo que llega realmente en la comunicación, lo que hace que las emociones del oyente se muevan.

Este sello personal es el que hace que un profesional llegue a la excelencia, que no se quede sólo en una correcta praxis sino que es capaz de mejorar el ámbito en el que se mueve, es capaz de activar y transmitir a los demás su entusiasmo, es capaz de dejar su sello personal.

Todos tenemos un buen conjunto de cualidades que podemos optimizar, y no hace falta saberlo todo en una materia ni tampoco hacer una ejecución perfecta de nuestro trabajo pero sí ponerle alma a todo lo que hacemos.

Voy a poner otro ejemplo que creo va a completar el panorama que quiero presentar con este post. 

Un profesional de cualquier ámbito, al principio, puede que se guíe ciegamente por los libros de los que ha estudiado su especialidad, sin embargo, en el mejor de los casos, lo deseable es que, con el tiempo, termine asimilando los conocimientos adquiridos de tal manera que consiga construir un traje a medida, que le lleva a poner su marca o sello personal a todo lo que hace, transcendiendo todo cuanto aprendió y mejorando así, con su experiencia, el saber de la materia de la que se trate. 

Y todos, absolutamente todos, podemos hacerlo, cada uno a nuestro estilo, cada uno en nuestro ámbito de actuación.

Esa es la manera en que se han hecho los grandes avances en nuestra ciencia, tecnología y en el ámbito del arte. Se trata de fomentar una humanidad más humana, se trata de desarrollar nuestras mejores capacidades como humanos, se trata de mirar a la cara al otro de verdad, preguntarle qué necesita y hacer, desde nuestro trabajo, que su necesidad quede cubierta.

Así es que te invito a sacar lo mejor de ti y a buscar tu bienestar con esta cita del libro Focus de Daniel Goleman:

"Cuando nos sentimos bien nuestra conciencia se expande desde nuestro foco egocéntrico habitual, centrado en el "mí", hasta un foco más inclusivo y cordial, centrado en el "nosotros"."

Para seguir mejorando el grado de bienestar en tu vida y ofreciendo lo mejor de ti te acompaño a dar estos pasos:

1. Valora tu grado de bienestar en este momento de tu vida.
2. Dialoga contigo mismo y recuerda qué es para ti lo importante, escríbelo en un papel.
3. Determina en qué ámbito de tu vida querrías hacer cambios.
4. Planifica, toma decisiones y actúa.