Vacuna contra el prejuicio



Uno de los libros que más me impactaron en mis tiempos de estudiante fue El animal social de Elliot Aronson, comprendí algunas de las claves de nuestra conducta en grupo, sobre todo cuando aquel día tuve la oportunidad de oír un relato escalofriante:

- Ese sitio parecía tan perfecto cuando oía hablar de él y estaba tan deseosa de encontrar una nueva familia que necesité ir allí y conocerlo de primera mano. 
Llegué de noche y me recibió un chico muy amable, me enseñó  la habitación donde dormiría mientras durara mi estancia de fin de semana como visita externa. Fui conociendo en esos días su escrupuloso y rígido sistema, excesivamente jerárquico, y su alimentación deficiente, poco a poco fui hablando con algunas de las personas que no estaban realizando trabajos en el campo y en la construcción de nuevas casas, y la verdad es que hablaban diferente y tenían una serie de creencias mágicas que no entendía muy bien, pero una de las cosas que sí me quedó muy clara aquel fin de semana, a la vista de mi curiosidad, es que había mucha más información a la que poder acceder, aunque tendría que esperar porque esa información sobre ellos no la daban fácilmente, sino sólo una vez que hubieras demostrado tu lealtad al grupo, sólo entonces serías merecedora de esa información.

Este es el comienzo de captación por parte de una secta, una vez pasada la primera prueba de confianza, que te hace sentir más que nunca una persona especial y con una misión importante, comenzarían las técnicas de adormecimiento mental, corporal y social, son los pasos que sigue la aplicación de una manipulación coercitiva
.

Una de las cosas que resultaban más impactantes era comprobar que en las mentes de las personas sometidas a manipulación aumentaba toda forma de estereotipo, prejuicios y creencias irracionales, dando lugar a un segregacionismo tal que la frase clave y representativa era: "o estás con ellos o estás con nosotros".
 

Una de las mejores vacunas contra la manipulación, ya sea coercitiva o cotidiana, es la información y el conocimiento, y esa ha sido mi motivación a la hora de sacar este estracto del libro citado más arriba:

"Una definición operativa de prejuicio: es una actitud hostil y negativa hacia un grupo distinguible basada en generalizaciones derivadas de información imperfecta o incompleta.
La persona de prejuicios muy arraigados es prácticamente inmune a toda información que discrepe de su estimado estereotipo. Estereotipar consiste en asignar características idénticas a cualquier persona de un grupo, sin considerar las variaciones reales que se dan entre los miembros de ese grupo.Los estereotipos no se construyen principalmente sobre experiencias válidas sino que se forman a partir de rumores e imágenes confeccionadas por los medios de comunicación, o se generan en nuestra cabeza como medio de justificación de nuestros propios prejuicios, y de nuestra propia crueldad.
Algunas investigaciones han señalado que las atribuciones relacionadas con el género pueden ser un arma de doble filo. Kay Deaux y Janet Taynos han demostrado que el sesgo puede darse en las dos direcciones; es decir, de los hombres se espera que tengan éxito pero, si fallan, se les trata con más dureza que a las correspondientes mujeres."
El animal social. Introducción a la psicología social. Elliot Aronson. Alianza Universidad. 1975

Un libro con su primera edición en 1975 que continúa siendo vigente en la actualidad. 

La segunda parte de esta vacuna es la experiencia propia, saber las cosas por uno mismo, una buena forma de practicar la inteligencia emocional, la atención, la voluntad y la conciencia con el ejercicio de hoy.

Recuerda que primero debes hacer la relajación física, si quieres utilizando el ejercicio 6, y luego ya estará tu cuerpo en disposición de hacer este ejercicio de relajación mental, que podrás repetir cada día de esta semana para entrenar bien tu mente.

Ejericicio 11: la fruta más rica que hayas probado