Nuevo Mundo



Todo cambia rápidamente, un instante ya no es igual a otro, cambiamos si nos dejamos fluir, si nos lo permitimos cambiamos de parecer, cambiamos de ideas, incluso modificamos las creencias, en una evolución constante, hacia una apertura de nuestra perspectiva.

Un nuevo año 2014 tenemos por delante y hacemos nuevos propósitos, a veces, demasiado difíciles, aumentando la probabillidad de no conseguirlo y nuestra frustración, otras veces, ni siquiera nos proponemos algo en serio anticipando que no vamos a conseguirlo, ¿cuántas veces me ha pasado una cosa y la otra?, bastantes como para sacar algún aprendizaje, por tanto, yo hago el propósito de alcanzar metas que pueda conseguir y que sean realmente buenas para mí, hago también el propósito de no sentirme culpable de lo que no tengo culpa, así como de responsabilizarme de lo mío, en un saber distinguir lo que es tuyo y lo que es mío.

Sólo con esto conseguiré la energía necesaria para seguir dejándome fluir lo suficiente como para vivir, pero sin resistirme a la vida ni a sus cambios.

Todo cambia


Y en la medida en que no consiga alcanzar mis metas comprenderé mis razones, sin autoindulgencia, sino con comprensión, quizá necesite más tiempo, quizá necesite mejorar el camino que escogí para ello, y sabiéndome imperfecta, me comprendo y me acepto mientras sigo intentándolo.

¡Feliz año 2014! que tus propósitos sean buenos y alcanzables para ti y que puedas ofrecer la mejor comprensión a la persona que para ti es la más importante: tú.