Relaciones íntimas


¿Qué es lo que quisiéramos agarrar con nuestras manos para quedárnoslo para siempre? 
¿Qué es eso que queremos respirar del otro a ver si por fin nos sentimos plenos?
¿Qué cosas admiramos en los demás que activa nuestros deseos más profundos?

Lo que causa admiración puede llegar a enamorar, puede ser lo que percibimos que nos falta y seguimos creyendo que lo vamos a obtener del exterior. Así podemos creer que la felicidad la vamos a obtener a través del otro, gracias a tener cerca eso que se admira o gracias al intenso estado que nos provoca su cercanía y que nos hace sentir vivos. 

Pero es que aún no sabemos que eso que admiramos también está en nuestro interior. Basándonos en eso nos embarcamos en relaciones que en realidad es con nosotros mismos pero sin saberlo, y comenzamos una búsqueda interior a través del otro, que a veces desemboca en demandas y expectativas hacia el otro imposibles de cumplir porque no está fuera lo que demandamos.

No imaginamos el potencial que tenemos dentro y no nos creemos dignos de tenerlo, entonces tenemos que transformarlo en admiración y deseo a través del otro.

Por otra parte uno de los deseos más profundos que podamos tener es compartir con los demás nuestras experiencias, nuestros aprendizajes, nuestras emociones, deseos, enfados y dudas sobre uno mismo y su propia vida. ¿Pero nos damos esos espacios?, ¿creamos relaciones auténticas en nuestra red social que se basen en ese compartir?, ¿o por el contrario vamos por la calle cada uno con nuestra burbuja puesta, con el automático puesto y con una careta, no sea que descubran que somos vulnerables?

Precisamente esto es lo que nos hace más vulnerables, porque disimular es constantemente agotador y nos quita energía para descubrir nuestro potencial, que de otra manera nos vemos abocados a proyectar en los demás a través de la admiración.

Y para trabajar las proyecciones hacia los demás te propongo este ejercicio pero pensando en alguien a quien admires. Y si quieres comparte aquí tus impresiones:

Ejercicio de la sombra 3-2-1