La revolución


El debate está servido, por una parte el Instituto Nacional de Salud Mental -agencia de investigación biomédica dependiente del gobierno de EE.UU. y considerada la mayor proovedora de fondos de investigación de salud mental de todo el mundo- opta por una reafirmación radical hacia el modelo biomédico, donde sólo cuenta lo que puede ser contrastable física y biológicamente.

Es decir, se reafirma el destierro de la experiencia subjetiva de sufrimiento que contienen los problemas psicológicos, ya no se consideran dignos de ser tenidos en cuenta. Y son estas las razones a las que aluden para rechazar la clasificación diagnóstica del DSM y la CIE (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales). Artículo completo:

Por otra parte la División de Psicología Clínica de la Asociación Británica de Psicología realizaba un llamamiento internacional para abandonar definitivamente el modelo de "enfermedad y diagnóstico" en salud mental, en el que dicen se basa el DSM y la CIE.

Se trata de un llamamiento hacia un cambio de paradigma sin precedentes en salud mental, por un sistema conceptual que no esté basado en un modelo de enfermedad. Artículo completo:

A su vez la sorprendente noticia de un grupo de psiquiatras que se suman a la abolición del DSM y la CIE y optan por un modelo de rehabilitación en salud mental, aludiendo a la estigmatización que supone, entre otras cosas.

Afirman que el modelo biologicista en la enfermedad mental está obsoleto. Se opta por elaborar un sistema que tenga en cuenta el origen biopsicosocial del sufrimiento humano. Un enfoque multifactorial que contextualiza el malestar y la conducta y que reconozca la complejidad que subyace en la experiencia humana.

La intención es fomentar una colaboración y debate conjunto con otros profesionales de la psicología, sociología, filosofía, medicina, etc.
  • La integración de factores contextuales en la investigación.
  • El uso de alternativas a los fármacos, como servicios de psicoterapia y servicios comunitarios en salud mental.

Se basan en un enfoque de "recuperación" o "rehabilitación", en vez de en un modelo de enfermedad y de clasificación diagnóstica.
Artículo completo:
Los psiquiatras se suman a la abolición del DSM y la CIE y apoyan el modelo de rehabilitación en salud mental


Pero lo insólito de este último artículo es que estas afirmaciones están siendo avaladas por un grupo de psiquiatras comprometidos con su profesión y preocupados por mejorar la atención en salud mental.

Aquí puedes ver la revista al completo:


Aquí podemos ver claramente cómo cada ámbito, el biológico, el ambiental y el psicológico son factores a tener en cuenta, cada uno tiene sus verdades parciales.

Así también hace falta comenzar a tener una mirada integradora en la que cada ámbito tenga cabida, pero sin avasallar a los demás, que es lo que continúa pasando con el modelo biomédico, es el que aún sigue instaurado y pretende tratar con fármacos no sólo las enfermedades claramente de origen biológico sino cualquier problema psicológico, llegándose a un abuso en el uso de fármacos recetados por los psiquiatras, con sus consiguientes efectos perjudiciales y saltando por alto el efecto placebo de los mismos y el efecto de la psicoterapia en los procesos personales y de cambio.