La gran empresa



El uso de la metáfora en los cuentos nos invita a sumergirnos en otro nivel  de consciencia donde la imginación adquiere su máximo explendor y donde el objetivo último es algo tan noble como el aprendizaje y la transmisión de valores.

Érase una vez una gran empresa, la empresa más importante de la vida de una persona, y es la empresa interior. Tenía muchos trabajadores, eran un gran equipo, pero lo pasaban muy mal, siempre estaban discutiendo, el jefe no aparecía por allí a poner orden, de hecho la mayoría de los empleados ni siquiera habían visto nunca al jefe, como en los Ángeles de Charlie, muchos otros ni siquiera sabían quién era. 

Pero lo más horrible era cuando trataban de hacer su trabajo, muchos de ellos no sabían cuál era su función y hacían lo que les parecía molestando a sus compañeros. Había algo más terrible aún y es que no sabían qué producto se vendía en la empresa, cada empleado tenía sus propias creencias sobre lo que debía hacer o no pero en la mayor parte de las ocasiones no era lo que se necesitaba.

Incluso había trabajadores que habían sido rechazados, los demás pensaban cosas negativas sobre ellos y al final terminaron encerrados en el sótano de la empresa, poco a poco se convirtieron en delincuentes que a veces se escapan y tratan de vengarse o fastidiar como pueden los objetivos de los trabajadores en las plantas de arriba.

¿Te ha gustado la historia?, ¿te parece sugerente?, es toda una metáfora de lo que ocurre muchas veces en nuestro interior. Todos tenemos muchos aspectos, ya sea el controlador, el protector, el enfado, el deseo, la envidia, el niño, etc. Cuando tenemos problemas del tipo que sea, ansiedad, depresión, o bien no nos sentimos capaces de perseguir nuestros objetivos, o somos nuestros peores enemigos consiguiendo bloquearnos en alguna fase de nuestros proyectos es porque nuestra empresa interior no ha aprendido a trabajar en equipo, hay conflictos que requieren solución o la empresa se va a pique.

Si todo esto te suena y quieres compartir lo que estés pensando, estaré encantada de leerte, será muy interesante.