Depresión



A menudo los caminos de la depresión resultan tortuosos, sufrimos y queremos salir de ahí. Pero ¿cómo tratamos de salir de ahí?, esta es la cuestión, suele hacerse con los mismos bucles de pensamientos que quizá nos llevaron a ella, por ejemplo, "tengo que ponerme bien", "así no puedo estar". Este tipo de pensamientos son exigencias que no ayudan, la imagen sería como estar en unas arenas movedizas y querer salir, cada vez que pensamos algo así, exigiéndonos o etiquetándonos, en definitiva utilizando una crítica destructiva hacia nosotros mismos, lo único que conseguimos es hundirnos más. Esta es la forma en la que un sentimiento de tristeza consigue cronificarse y transformarse en depresión.

El mito de: "tengo que estar bien"
   
No parece muy alentador sentir esto como una obligación. Albergamos en nosotros muchas creencias falsas que nos llevan a sufrir más de lo que es inevitable. Pero ¿qué pasaría si nos permitiéramos estar mal? si no rechazáramos nuestro sentimiento de tristeza y en cambio lo escucháramos ¿qué ocurriría?