Cómo encontrar una buena pareja


Los psicólogos analizan el desarrollo de la confianza para encontrar pareja. Este tema se puede analizar desde diferentes perspectivas, pero todos coinciden en una cosa importante y es que, es crucial conseguir una buena gestión de las emociones.

El mundo cambia cada vez más rápido y es sorprendente cómo han ido transformándose los hábitos para la búsqueda de un compañero de vida.

Psicólogos online


Psicólogos online optan por la tecnología por muchos motivos, uno de ellos es la comodidad que añaden al servicio de cara a todas esas personas que tienen problemas de horarios, de desplazamiento e incluso cuando lo que padecen les impide salir de casa, como es el caso de la agorafobia.

La tecnología hoy en día nos brinda muchas posibilidades y las técnicas psicológicas avanzan cada vez más hacia la eficacia y rapidez en la mejora de la persona, ya sea porque ha solucionado su problema y por fin recupera su calidad de vida, ya sea porque ha conseguido lo que quería, que era mejorar más en algunos aspectos, partiendo ya de una buena calidad de vida o un buen desempeño en el ámbito que quiere tratar.

Y es que no existen restricciones a ese tipo de cambio, el que te lleva de bien o muy bien a mejor aún. Es lo que llamamos cambios generativos, es decir, generar un cambio para reparar un problema. Cambios que van más allá de tratar los síntomas, que impliquen encontrar ese punto que hace de palanca para que, con el menor esfuerzo, el barco apunte donde queremos.

Cómo recuperar la confianza en mí


Los psicólogos que estudian la confianza saben que está íntimamente ligada a la "autoeficacia", el juicio positivo de nuestra capacidad para actuar.

La autoeficacia es específica, uno no se siente eficaz para todo, depende de la tarea de la que se trate. Pero la autoeficacia no es lo mismo que nuestras capacidades reales, sino lo que creemos que podemos llegar a hacer con ellas. Esto se traduce en que tener la capacidad no es suficiente, también hay que creer en ella para poder sacarle el máximo aprovechamiento. Tener capacidad sin creer en ella no nos sirve para tanto.

Emociones destructivas


El día de ayer fue muy duro para Senda, allí sentada en aquella roca, sin poder poner en orden su cabeza.
Toda una tormenta de emociones era lo que experimentaba, tan confuso le resultaba todo que sintió que no podría salir de allí.

Pero era un sentimiento más, de esos que salían de su cárcel interior, que la engañaban. Esas emociones destructivas las sentía tan intensamente que creía todos sus mensajes de forma literal.

La tormenta de Senda



Allí estaba Senda sentada en aquella roca, era su preferida, bueno tampoco había más en aquel trocito de campo, a las afueras de la ciudad, pero ella siempre imaginaba más, se sentía más acompañada, y lo necesitaba. 

Las manos sujetaban su cabeza, como si se fuera a desmoronar, como si estuviera haciendo un esfuerzo para que los pensamientos no salieran a borbotones y se esparcieran por todos lados contaminando aquí y allí de esa desesperanza que sentía y de ese tormento que parecía no tener solución.

Cómo influyes en los demás


Tu mente influye en la psicología de los demás, si cuidas tu mente cuidas a los demás. Esta es una de las muchas conclusiones que saco con mi nueva lectura, ha sido apasionante descubrir este libro, siempre me llena de esperanza cuando los libros tienen una perspectiva global, sistémica, en la que se refleja realmente cómo son nuestras interrelaciones con los demás.

A menudo pensamos "aquí estoy yo y ahí está la Tierra", es frecuente vivir con una sensación de separación, ese vernos como protagonistas de una película. Nos podemos sentir como un protagonista de éxito, o bien como un protagonista fracasado y desplazado, pero en ambos casos quizá sólo estemos mirando a nuestro ombligo.

Inteligencia Emocional en Mieres



Psicólogos descubriendo la inteligencia emocional, son cada vez más conscientes de la necesidad de dar a conocer los tesoros que guarda el cerebro emocional.

En las últimas semanas he tenido la oportunidad de enriquecerme, conociendo a personas muy interesantes, desde la presentación de tres libros escritos por tres valientes que lucharon contra ETA, desarrollado en la última entrada de este blog, hasta la oportunidad de desvirtualizar a otras personas en la presentación de mi libro El puzle interior en Mieres el pasado viernes 24 de marzo.

Psicólogos que estudian la violencia y presentación en Gijón del libro: "Infierno, cielo y en la Tierra un traje verde".


No sé si aquel día en Gijón había psicólogos interesados por el fenómeno de la violencia y el terrorismo, pero allí estaba yo, en el Ateneo de Jovellanos, el viernes día 10 de marzo, en aquella presentación de tres libros, de tres personas que habían encontrado una forma de expresar aquel horror, el de la lucha contra el terrorismo de ETA. El objetivo es que no quede en el olvido el dolor que nos hace humanos. Eran las I Jornadas sobre víctimas, violencia y terrorismo.

Xavier Eguiguren con Infierno, cielo y en la Tierra un traje verde
José Alfonso Romero P. Seguín con La hija del txacurra
Juanjose Mateos San José con Los verdugos voluntarios

Inteligencia emocional. El puzle interior.


Quiero compartir con vosotros una nueva presentación de mi libro El puzle interior. Tendrá lugar en Mieres el viernes 24 de marzo, a las 19:30 en la Casa de Cultura Teodoro Cuesta.

Debo agradecer a Ismael González Arias, director de esta casa de cultura y uno de los escritores más prolíficos del panorama literario asturiano, la oportunidad de presentar mi libro en Mieres del Camín. En sus quehaceres, Isamel, no para de darle vida cultural a este lugar, y aún con su apretada agenda, no dudó en hacerme un sitio.

Cómo superar mi depresión. Cómo superarme


Hoy quiero compartir contigo mis reflexiones de estos días. Siempre estoy con algo entre manos porque mi pasión es aprender y desentrañar esos misterios de nuestra mente, cómo se llegan a hacer nudos mentales y cómo se pueden deshacer para seguir hacia adelante.

¿Alguna vez has sentido que estás metido en un laberinto y que no puedes salir? Nuestra perspectiva se estrecha y nuestros sentimientos parecen estar metidos en un laberinto, donde no vemos la salida y nos sentimos indefensos.


Psicóloga mi vocación, Gijón mi destino


Psicólogos de diferentes escuelas, cada vez más, abogan por un eclecticismo que les lleva a utilizar las herramientas psicológicas necesarias, todo con tal de adaptar la terapia al paciente y que la ayuda sea lo más eficaz y rápida posible.

Pacientes, o clientes, según el enfoque que utilicemos, podemos ser todos y, desde luego, lo recomiendo. Siempre pensé que la mejor forma de ayudar a los demás es primero ayudarse a uno mismo, y así lo hice cuando acudí a terapia en 2007.

Ser sensible no es ser débil


Sensible significa capaz de detectar, apreciar o reaccionar emocionalmente ante algo, lo que hagamos con ese algo ya es otra historia. Antónimos de sensible son: insensible, cruel, dañino, impasible, inhumano.

¿Crees que es más fuerte el que es más inhumano? ¿no verdad? desde luego no estaríamos hablando de la verdadera fortaleza humana, sino de una "fortaleza" robótica, artificial, incluso hablaríamos de psicopatía, de falta de sentimientos y de consideración hacia los demás, más bien estaríamos hablando de maldad.

Pero volviendo a lo que nos ocupa, a la verdadera fortaleza, a esa sensibilidad humana, vamos a considerar a partir de ahora a la sensibilidad como un radar.


Todos tenemos sensibilidad, ese radar que puede detectar estímulos, tanto externos como internos. Digamos que este radar capta mucha información necesaria para una buena toma de decisiones y para reaccionar al medio de la forma más adecuada, para ti y para los demás. Pero ¿cómo está la salud de tu radar?


El psicólogo es para cuerdos


Que no te engañen, el psicólogo no es para locos, sino para cuerdos. Ya sabemos lo relativo que es el término "loco" y el mal uso que se le da, pero lo que es cierto es que todos tenemos una neurosis, digamos cierta tendencia a un comportamiento menos sano y que aparece con más probabilidad en momentos difíciles de nuestra vida o cuando más estresados estamos.


Por qué me siento mal


Senda ese día estaba muy confusa, parecía tener lo que creía que hacía falta para ser feliz, pero no lo era.

Nunca pensaba en la felicidad como en una vida perfecta, sabía que problemas siempre existirían, pero había tenido etapas en su vida en las que, a pesar de los problemas, se encontraba bien y lo añoraba.

Lo que me dijeron de pequeño


Me disponía a escribir, cuando un sonido en mi móvil me sacó de mi letargo, estaba absorbida por la lectura del libro: Trance formate de John Grinder y Richard Blander. Efectivamente estaba en trance hipnótico, como todos en el momento que nos concentramos en algo y conseguimos que lo demás desaparezca.

Acoso escolar y la unión de grupo


La Psicología es la ciencia que estudia la conducta y los procesos mentales, tratando de describir y explicar cualquier aspecto del pensamiento, el sentimiento, la percepción y la conducta. Uno de los campos más apasionantes para mí, aparte de la psicopatología, es la psicología social, cómo nos comportamos en grupo, qué diferencias hay de unas culturas a otras y por qué.

Acabo de redescubrir a Leonard Berkowitz
en este libro al que le tengo tanto cariño y que me ha acompañado tantos años: El animal social, un título muy sugerente que precisamente viene a introducir el tema del que hoy quiero hablar: la agresividad humana versus el altruísmo.

Psicología de la atracción


Psicólogos de todo el mundo estarían encantados de hablar sobre esto, después de leer estudios que muestran cómo por miedo, odio o prejuicio las personas pueden privarse unas a otras de sus derechos civiles, robarse la libertad o incluso destruirse.

Pero ¿hay algún modo de disminuir la agresión y estimular a las personas para que asuman responsabilidades por el bienestar del prójimo? Vamos a ver qué factores provocan el afecto en las personas.

Acoso escolar, origen y desarrollo


Una de las cosas que más me apasionan es saber el por qué de las cosas. Creo que esa etapa de mi niñez me quedó muy marcada. Había demasiadas incógnitas y misterios por resolver que me mantenían en pie y lista para preguntar, de nuevo, por qué, hasta agotar a mis padres.

Pero el caso es que sigo preguntándome el por qué de muchas cosas y algunas respuestas he encontrado. En el tema del acoso escolar me preguntaba qué factores estarían incidiendo en que hayamos permanecido y sigamos permaneciendo, por más tiempo del deseable, en esa pasividad que nos hace cómplices y que no está consiguiendo parar esta conducta humana para sustituirla por la colaboración y el altruísmo.