Rasgos alterados


Si pudieras observar qué haces mientras miras esta foto, quizá hagas varias vueltas con tu mirada para terminar focalizando tu atención en esa gota de agua que hay a la derecha, aunque quieras mirar a otro lado, siempre terminas en la gota, en la que puedes fijarte aún más para descubrir, como si se tratase de una lupa, cómo aumenta los detalles que hay en ese trozo de piel de la manzana.

Toma conciencia de cómo focalizando tu atención en ese lugar, el resto de tu visión periférica se hace algo secundario, más desenfocado, e incluso desaparece para ti.

Maldita felicidad



En las enriquecedoras charlas que voy teniendo con diferentes personas de mi entorno voy descubriendo y teniendo más presentes mis valores y mis convicciones. Voy forjando, puliendo, flexibilizando y cambiando una perspectiva que va cobrando sentido en la medida en que es más amplia, más inclusora e integradora de la realidad tal cual es, con más perspectivas que completan el maravilloso cuadro de la vida.

Quién eres tú


A la llegada de febrero puedo oler la primavera cerca, puedo sentir la nueva oportunidad de regeneración, de empuje y de descubrimiento de lo nuevo. Pero para descubrir lo nuevo hay que dejar un hueco, ese espacio sólo puede quedar vacío si te liberas de algo que ya no te sirve. Claro que primero hay que caer en la cuenta de que te aferras a algo, y luego de que ya no te sirve. Quizá la forma de comprobarlo sea en los momentos en los que quieres hacer algo y sabes que tienes recursos para ello, pero sientes que no puedes, te sientes tan pequeña...

Cuestionario sobre emociones y resultados


Volamos alto cuando podemos llegar a sentir las emociones que están en las galaxias más elevadas de nuestra alma. Olas de expansión, de alegría, de conexión y ternura hacia los demás es lo que sentimos. Éstas serían algunas de las emociones más placenteras. Las podríamos llamar: felicidad, gozo, tranquilidad, contento, deleite, diversión, dignidad, placer, estremecimiento, gratificación, satisfacción, euforia, capricho... Seguro que hay más palabras que describen diferentes matices de esta misma experiencia. Es curioso la gran cantidad de palabras que hay en nuestro idioma para describir un estado emocional y el enorme beneficio que tiene tan sólo poder nombrarlo.

Estas emociones son la consecuencia de situaciones gratas de nuestra vida, es la respuesta psicofisiológica de nuestro cuerpo-mente ante situaciones agradables.

Sin embargo, no siempre podemos experimentar esto. Por mucho que nos queramos resistir, hay situaciones en la vida que nos hacen sentir otras cosas inevitablemente, ya sea tristeza, enfado, miedo, etc.

Gestionar el miedo, tu mejor aliado



¿Y si pudieras ver todo desde arriba, con una mirada de pájaro, así como poder ver todas las perspectivas posibles?

Una mirada amplia es lo que nos hace más inteligentes, más capaces de adaptarnos a un entorno y sobrevivir, más capaces de adaptar nuestros sueños a los recursos de los que disponemos y poder así crear lo mejor que hayamos soñado, para mejorar nuestra vida y la de los demás.

Parece algo soñador, pero no, es realidad, es posible, sólo hace falta una condición, y es ir con todo el equipo hacia adelante. Esto significa contar con todas nuestras capacidades y optimizarlas en la consecución de nuestros más nobles objetivos. Cuando digo "todo el equipo" hablo de no dejarnos fuera ninguno de nuestros importantes ejes como humanos: cuerpo e instinto, pensamientos y emociones. 

Prevenir el suicidio


Agorafobia fue el diagnóstico que le dieron a Enma aquella mañana cuando tenía tan sólo 20 años, pero no fue hasta diez años después cuando acudiría a una terapia. Mientras tanto quería controlarlo ella sola, sin ayuda. Pedir ayuda para ella era como reconocer que era vulnerable, y esa parte de su humanidad se la tenía negada.

Pero cuando se vio secuestrada en casa, sin poder hacer vida normal ya no pudo más, tuvo que reconocer que era vulnerable, por fin, se daba el derecho de ser humana.

Acudió a un terapeuta ya abatida y con la mejor disposición con la que se puede hacer ese viaje interior, la de tener los brazos abiertos para aprender nuevas soluciones, que en realidad estaban dentro de ella, pero en ese momento se sentía incapaz de observarlas. Esas soluciones sólo ella las podría descubrir en el transcurso de la terapia. La presencia de un otro enfrente le daba la posibilidad en realidad de hablar consigo misma pero, esta vez, sin trampas de no querer parecer humana.

Senda en terapia


Por primera vez era escuchada, nunca había sentido eso que se siente cuando alguien te mira y acompaña con respeto a tu vivencia interior. De pequeña sus padres estaban demasiado ocupados, tampoco sabían nada de esas pequeñas cosas que a una niña se le quedan marcadas, como una mirada, un gesto, una palabra malsonante, una frustración proyectada de mil maneras al inocente que carga con todas las palabras dentro. 

La frustración de Senda



Eran unos zapatos que solían hacerle daño pero no dejaba de ponérselos, le gustaban tanto. Aquel día sí que se arrepintió, aún le quedaba media hora de camino hasta casa y eran las once de la noche. 

Ya no sabía si había sido una buena idea ir a esa charla. A Senda le sorprendía la cantidad de personas que acudían a oír a aquel señor que hablaba de cómo evitar el sufrimiento. Y ella misma había ido con mucha ilusión a escucharle, porque creía que escuchándole iba a desentrañar muchos misterios e iba a responder a muchas preguntas que siempre se hacía.

Educación emocional al alcance de tu corazón


Pronto quiero oír tu voz, pronto necesitaré de tu ayuda en mi nuevo proyecto para ver si todos podemos salir beneficiados.

Hoy quiero contar algo sobre el nuevo proyecto en el que estoy ya buceando de lleno. He observado y reflexionado mucho en los últimos años sobre qué es lo que nos funciona y qué es lo que no nos funciona a la hora de encontrar un enfoque adecuado para nuestra vida.

He podido aprender de cada una de las problemáticas o cuestiones que me planteaban diferentes personas pero, sobre todo, he estado observando mientras hacía terapia, todas las sensaciones y percepciones que me provocaba lo que iba oyendo, el lenguaje no verbal que aparecía ante mis ojos, incluso las imágenes que me venían con lo que me iban contando. He podido comprobar cómo cuanto más confiaba en esas sensaciones, más podía fluir la sesión y acertar de hecho en la intervención.

La Hipnosis Clínica probada científicamente


Una resaca muy especial es la que hoy siento, la resaca del que ha vivido algo muy bueno y no quisiera que se terminara. Esto es justo lo que se siente cuando entramos en ese estado agradable y natural que tiene nuestra mente, que hace sentir un fluir, un no tener que forzar nada, un dejar que las cosas sucedan y entonces se experimenta una especie de reconciliación, ya no hay más lucha sino un acompañar a la realidad según se va sucediendo. Nadie quisiera tener que salir de este estado, pero la buena noticia es que podemos aprender a entrar en él cada vez que queramos.

Para qué sirve un psicólogo


Los mitos sobre lo que es un psicólogo aún están muy extendidos. Todavía muchas personas piensan que el psicólogo debe poder adivinar cómo eres y lo que estás pensando, pero nada más lejos de la realidad.

Podemos tardar muchos años en conocernos a nosotros mismos y también a los demás, sobre todo si no estamos abiertos a mirar hacia dentro y a mejorar. Esto es lo que un psicólogo puede hacer, ayudarte a trabajar con todo eso que tú le llevas y le muestras, sólo desde la decisión de ser honesto contigo mismo.

Por qué odio a los demás


El odio es un sentimiento muy rechazado por todos pero es inevitable sentirlo en muchas ocasiones. Puedo odiar comer judías, o ir a comprar ropa, también puedo odiar a la persona que acaba de romper conmigo una relación, son muchas las cosas que podemos odiar. Se trata de un intenso rechazo, en definitiva un intenso enfado que quizá está tan acumulado que nos esclaviza. 

El suicidio


Se hace un minuto de silencio por una persona que ha muerto y nuestra mente hace un paréntesis, como si el tiempo se pudiera parar ¿en qué pensamos? puede que nos cuestionemos el por qué de esa muerte, más si se trata de un suicidio, que deja un rastro de enigmas de todo tipo pero, sobre todo, un tabú que se evita nombrar.

Del amor al odio al amor



Aquel acorde penetró hasta la última de las células de su cuerpo. Se fue deslizando como una gota que se filtra en la tierra seca por el interminable verano.

Misteriosamente le vino el recuerdo de esa sensación, hacía tiempo que no la tenía, una enorme sacudida de paz que había tenido en ciertos momentos de su vida, muchos más de los que su atormentada mente quería recordar. Pero  ahora eso comenzaba a alejarse, porque esa sensación de paz lo llenaba todo. 

Así de repente vienen a veces las cosas, de repente mal, de repente bien. No lo entendía pero estaba escrito en las instrucciones del funcionamiento de su mente.

Conocerse con el eneagrama



El eneagrama es un sistema de clasificación de la personalidad. 
Hoy quiero hablarte de esto porque me está resultando muy útil en los últimos años, tanto para mí personalmente, como para mi trabajo como psicoterapeuta, y es este sistema de autoconocimiento que podemos aprovechar para ahondar en nuestras características como personas y saber gestionarlas de una manera óptima, también así ahorrarnos mucho sufrimiento.

En muchas ocasiones tratamos de entendernos, saber por qué hacemos las cosas como las hacemos y por qué los demás actúan de otra manera. Y es que aunque haya causas externas que influyan en nuestro comportamiento, lo cierto es que también estamos determinados por nuestro tipo de personalidad. Esto no es malo, simplemente es así, en todo caso nuestro poder residirá en conocer bien las características de nuestro funcionamiento, no sólo lo que hacemos conscientemente sino lo que somos capaces de hacer en situaciones límite y nuestras tendencias más automáticas e inconscientes.

Es esta la mejor manera de optimizar todas nuestras capacidades y de "tener a raya", al menos dentro de unos límites aceptables, esas características nuestras que nos pueden llevar a un mayor sufrimiento.

Cómo encontrar una buena pareja


Los psicólogos analizan el desarrollo de la confianza para encontrar pareja. Este tema se puede analizar desde diferentes perspectivas, pero todos coinciden en una cosa importante y es que, es crucial conseguir una buena gestión de las emociones.

El mundo cambia cada vez más rápido y es sorprendente cómo han ido transformándose los hábitos para la búsqueda de un compañero de vida.

Psicólogos online


Psicólogos online optan por la tecnología por muchos motivos, uno de ellos es la comodidad que añaden al servicio de cara a todas esas personas que tienen problemas de horarios, de desplazamiento e incluso cuando lo que padecen les impide salir de casa, como es el caso de la agorafobia.

La tecnología hoy en día nos brinda muchas posibilidades y las técnicas psicológicas avanzan cada vez más hacia la eficacia y rapidez en la mejora de la persona, ya sea porque ha solucionado su problema y por fin recupera su calidad de vida, ya sea porque ha conseguido lo que quería, que era mejorar más en algunos aspectos, partiendo ya de una buena calidad de vida o un buen desempeño en el ámbito que quiere tratar.

Y es que no existen restricciones a ese tipo de cambio, el que te lleva de bien o muy bien a mejor aún. Es lo que llamamos cambios generativos, es decir, generar un cambio para reparar un problema. Cambios que van más allá de tratar los síntomas, que impliquen encontrar ese punto que hace de palanca para que, con el menor esfuerzo, el barco apunte donde queremos.

Cómo recuperar la confianza en mí


Los psicólogos que estudian la confianza saben que está íntimamente ligada a la "autoeficacia", el juicio positivo de nuestra capacidad para actuar.

La autoeficacia es específica, uno no se siente eficaz para todo, depende de la tarea de la que se trate. Pero la autoeficacia no es lo mismo que nuestras capacidades reales, sino lo que creemos que podemos llegar a hacer con ellas. Esto se traduce en que tener la capacidad no es suficiente, también hay que creer en ella para poder sacarle el máximo aprovechamiento. Tener capacidad sin creer en ella no nos sirve para tanto.